El ajo es de la familia de la cebolla y el puerro, proviene de china y se produce desde hace más de 4.000 años. Los egipcios lo usaban para alimentar a los esclavos. La fortaleza le viene del azufre que absorbe de la tierra y que usa como sistema defensivo. Es un bulbo enterrado, pero sus hojas frescas también se consumen.

AJETES

Cuando lo consumimos crudo picado, conviene lavarlo bien para eliminar los compuestos químicos sulfurosos que se producen al cortarlo.

Para su siembra, se planta el diente de ajo de diciembre a enero a unos 10 cm. de profundidad. De su interior empezará a surgir un brote. En mayo tendremos los brotes de ajo o ajos tiernos, que podemos o consumir ya, o podemos cortarle la parte más tierna, lo que hará que la parte bajo tierra empiece a engordar, dando lugar al ajo.

El ajo contiene lizina, que es un antioxidante natural. Es volátil, por lo que al descomponerse se convierte en gases, es por eso que al digerirlo se repite. Mucha gente dice que para que no se repita hay que quitarle el brote interior, nosotros hemos probado y se repite igual. Otra opción es blanquearlo 3 veces en agua caliente antes de usarlo, ya que la lizina se mezcla fácilmente con el agua.

Un remedio relativamente eficaz para eliminar el aliento producido por la ingestión de ajo, es comer manzana o lechugas frescas.

La comarca de las Pedroñeras en Cuenca cuenta con una de las mejores variedades que se pueden encontrar. Sus ajos tienen un color liliáceo y cada cabeza tiene de 8 a 10 dientes normalmente. Es posiblemente el producto más característico de nuestra gastronomía.

AJO-MORADOEl ajo es vasodilatador, antioxidante, depurativo, antiséptico y antibacteriano. Además, es un alimento rico en minerales y vitaminas entre las que destacan las del grupo B.

FOTOS: 1,2

Anuncios