Etiquetas

, , , ,

Llevamos una temporada un poco pesados con la cocina asiática, algunos de nuestros lectores ya nos están tirando de la oreja al respecto. La verdad es que tienen razón, estamos muy pesados, pero ahora nos ha dado por ahí, que le vamos DSC00608a hacer. Con esta receta, vamos a aparcar una temporada los chiles, la citronela y las salsas de pescado, además, como ya hay habas y espárragos, va apeteciendo una sopa hervía, ¿verdad?

El Tom Yum es una sopa muy muy sabrosa, picante y ácida; junto con la sopa de miso, es de mis sopas asiáticas favoritas. La primera vez que la probé fue en Chiang Mai. Una noche nos pilló una tormenta brutal mientras paseábamos y nos pusimos chorreando, paramos en una tasquita local y lo que más me apetecía era un caldito caliente. El tipo que nos atendió me dijo que cómo la quería de picante, le comente que “medium spicy”. Cuando llegó el tazón humeante con ese aromazo característico, se me dibujó una sonrisa de oreja a oreja, qué pinta por Dios. Con el primer sorbo se me cayeron dos lagrimones, ¿“médium spicy”?, vaya CBNZ; el tipo me miraba con cara de “vaya nenaza está hecho el extranjero este…”. Tengo que reconocer que lo pasé bastante mal para terminármela. Durante el resto del viaje la tomé dos veces más, insistiendo mucho en que soy un poco moñas comparado con el tailandés de a pié.

En definitiva, es una sopa increíblemente sabrosa, pero picante, si te la haces tú, regula el punto a tu gusto, pero lo ideal es que la sopa te ponga el cuerpo bien calentito. Se puede hacer con gambas, con pollo, con marisco…

Para dos cuencos de sopa:

  • 900 ml. de caldo de pollo o de verdurasIMG_8061
  • 2-3 tallos de Citronela
  • 4-5 hojas de Lima Kaffir
  • 1 trozo de Galangal de unos 4-5 cm.
  • 1 diente de ajo.
  • 2 cucharadas de Salsa de Pescado
  • ½ pastilla de azúcar de palma
  • 1-2 cucharaditas de pasta de chili
  • 4-5 shitakes o champiñones
  • Tomates Cherries
  • 6 gambas
  • Chiles
  • Cilantro
  • Albahaca
  • Lima

Empezamos llevando el caldo al fuego. Pelamos las gambas y agregamos las pieles y cabezas. Arrancamos el hervor, bajamos al mínimo y dejamos unos minutos.

IMG_8068Colamos el caldo y reservamos.

Laminamos el ajo, la citronela y el galangal.

IMG_8065

Los ponemos en un mortero y los majamos a conciencia.

IMG_8072IMG_8074

Volvemos a poner el caldo en el fuego y agregamos el majado, la salsa de pescado y las hojas de lima Kaffir. Levantamos el hervor, bajamos a fuego lento y cocinamos durante 10 minutos.

IMG_8077

En el último minuto agregamos el azúcar de palma y lo disolvemos bien; con el azúcar conseguimos contrarrestar el amargor de los demás ingredientes.

IMG_8070IMG_8071

Probamos y rectificamos la salazón.

Volvemos a colar el caldo y desechamos los elementos sólidos.

IMG_8081

Por tercera ver volvemos a poner al fuego y agregamos las setas laminadas y los tomates cherries cortados en cuartos o a octavos (yo esta vez no tenía tomates). IMG_8088En este momento agregamos la pasta de chili, podemos ir añadiendo poco a poco e ir probando,  así no nos pasamos. Continuamos hasta que las setas estén cocinadas. En el último momento agregamos las gambas, las cocinamos poco, lo justo que pierdan la translucidez y servimos la sopa.

Podemos rematar con un poco de cilantro y albahaca, yo en esta ocasión puse cebollino picado, cilantro y unas láminas de guindilla. También se puede agregar un chorrito de leche de coco para dar consistencia a la sopa y el característico sabor del coco, que no le va nada mal. Acompañamos con una rodajita de lima para que cada comensal agregue su zumo según su gusto.

Anuncios